CALCHAQUÍ, TIENE 100 AÑOS Y AUN TEJE SIN ANTEOJOS.

Miércoles, 01 de octubre de 2014
revista destacados


Calchaquí se apresta a conmemorar sus 125 años de fundación, pero doña Agustina Dominga Montesanto ya celebró sus 100 años. Aún teje al crochet y sin anteojos. Cuenta su experiencia de vida con total lucidez y simpatía.


Con pasos cortos pero firmes, doña Agustina saluda con una sonrisa y esa mirada que despierta ternura. Así recibió a Revista Rescatados en su domicilio de barrio Carlos Gardel, al oeste de la ciudad.

Allí vive junto a su hija Ilda Bertolini, que también superó los ochenta años y muestra su jovial simpatía.

Ante la cámara, exhibe sus dotes de tejedora al crochet. Sentada en su cómodo sillón frente a una ventana, Agustina pasa largas horas tejiendo caminitos de mesa y rosarios. Lo distintivo es que aún lo hace sin usar anteojos. Tiene una memoria envidiable y una lucidez en el relato de su historia de vida y jocosos anécdotas.

Nació en Alcorta, dos años después de la rebelión agraria de pequeños y medianos arrendatarios rurales que en 1912 sacudió el sur de la provincia de Santa Fe. A los 16 años se radicó en la zona rural de Calchaquí, junto a su esposo Tomas Bertolini, herrero de oficio. Tuvo dos hijos y formó su hogar a fuerza de voluntad y sacrificios.

Para el festejo de su cumpleaños recibió varios presentes y sobre todo el cariño confeso de toda su familia.

No hay comentarios: