Fue procesado el bestia acusado de violar y matar a la nena de Guadalupe Norte

Viernes, 02 de Diciembre de 2011
www.reconquistahoy.com.ar



Roberto Fabián Ramírez, 20, fue ingresado al edificio del juzgado penal de instrucción de Reconquista anoche donde le notificaron el procesamiento por violar y matar a su nena de 2 años y 8 meses: Keila Rojas, a quien crió desde que tenía sus primeros meses, cuando se juntó con la joven mamá. Seguirá preso.

Abuso sexual con acceso carnal agravado por la condición de guardador y homicidio calificado por alevosía en concurso real, son los delitos que le imputó el juez Virgilio Palud.

En la noche del jueves Ramirez fue trasladado desde su celda hasta el juzgado donde lo notificaron e inmediátamente lo regresaron a celaduría de la UR IX, donde continuará detenido hasta que lo envíen a la alcaidía de la Ciudad de Vera, donde esperará el juicio oral y público, si es que antes no acuerdan una pena en un juicio abreviado. Antes también puede apelar el procesamiento. Decidirá con el asesoramiento de la defensora oficial que es quien lo asiste ya que no designó abogado particular.

Los delitos imputados son reprochados con prisión perpetua según el código penal argentino.

Las pruebas que hay contra el joven de Guadalupe Norte son contundentes, dijeron fuentes de la investigación. Sirve recordar también que él mismo fue quien avisó a su mujer -madre de la víctima- y a su hermana, que la había matado. -"Maté a Keila", contaron que fue su expresión lapidaria cuando ambas mujeres regresaron a la vivienda que compartían con Ramirez, quien aprovechó que estaba solo con la nena para violarla y golpearla hasta quitarle la vida.

CÓMO FUE EL DESENLACE

En el juzgado, Ramirez no hizo uso de su derecho a defensa durante la indagatoria. Se abstuvo de hablar. Pero fuera del expediente se animó a contar su versión: esa fuente reveló a ReconquistaHoy que le contó que perdió los estribos cuando la nena se hizo caca y le pegó. No paraba de llorar mientras la lavaba y peor le pegaba. Y que la violación fue posterior a la paliza. Dijo que la nena ya estaba desvanecida. De todas maneras le desgarró ano y vagina estando aún en vida. Antes le había quebrado varias costillas, perforó un pulmón y le "rompió" una parte del hígado. Además le pegó por la cabeza y en el mentón.

Ramirez está detenido desde el sábado 19 de noviembre, día del suceso, en la vivienda que compartían en la localidad de Guadalupe Norte, 25 km al Norte de la Ciudad de Reconquista que es la cabecera regional.

No hay comentarios: